IU traslada “toda su solidaridad y respaldo” a Rafael Correa y denuncia la “cacería política” desatada contra el ex presidente ecuatoriano

IU traslada “toda su solidaridad y respaldo” a Rafael Correa y denuncia la “cacería política” desatada contra el ex presidente ecuatoriano

El responsable federal de Política Internacional de Izquierda Unida, Francisco Pérez Esteban, advierte del “increíble giro a la derecha del actual presidente Lenin Moreno, convertido en un auténtico títere de la Administración de Donald Trump y de las oligarquías del Ecuador, que en ambos casos no perdonan a Correa buena parte de políticas que puso en marcha durante su mandato”

El responsable federal de Política Internacional de Izquierda Unida, Francisco Pérez Esteban, traslada “toda la solidaridad y respaldo” de esta organización a Rafael Correa, ex presidente de la República del Ecuador, frente a la activación por parte de una jueza ecuatoriana de una orden de busca y captura internacional contra él.

Pérez Esteban denuncia la “cacería política desatada contra Correa, que busca acabar con su enorme prestigio internacional tras una exitosa gestión política y económica durante una década que llevó a su país a los mejores niveles de desarrollo, derechos humanos, equidad y justicia social”.

Para el dirigente federal de IU lo que ocurre está directamente relacionado con el “increíble giro a la derecha del actual presidente Lenin Moreno, convertido en un auténtico títere de la Administración de Donald Trump y de las oligarquías del Ecuador, que en ambos casos no perdonan a Correa buena parte de políticas que puso en marcha durante su mandato”.

“Unos buscan pasar factura ahora -detalla- que Correa desmontara la base militar norteamericana de Manta para avanzar en la independencia y soberanía de su país, mientras que los otros buscan un escarmiento frente a las políticas desarrolladas en favor de las mayorías desfavorecidas y en contra de los intereses de las élites. Ambos han exigido la cabeza de Correa a Lenin Moreno, quien ha nombrado a dedo a la jueza y al fiscal del caso”.

Pérez Esteban denuncia situaciones concretas que ilustran este entreguismo del actual presidente ecuatoriano y de su Gobierno, “entre ellas la elección por parte de los principales empresarios del país del ministro de Economía, el pacto con los banqueros evidenciado desde el primer momento, así como los resultados prácticos de la visita realizada la semana pasada a Ecuador por Mike Pence, vicepresidente norteamericano, tras la cual Moreno condicionó toda la política de Seguridad de Ecuador “a lo que se pacte con EE.UU”.

“Para Izquierda Unida -señala-, pronto podremos ver si Lenin Moreno entrega a Julian Assange a EE.UU, violando así el derecho de asilo y el Derecho internacional, además de si va a reabrir la base de Manta, como ya le ha pedido Pence”.

El responsable federal de Política Internacional de Izquierda Unida señala que “coincidimos con muchos expertos ecuatorianos e internacionales sobre que Rafael Correa ha sido acusado sin pruebas reales. Sólo está el testimonio de dos policías que afirman que el jefe del servicio secreto les comentó en 2012 que Correa había afirmado a su vez que había que secuestrar en Colombia a un empresario corrupto, fugado de Ecuador y protegido en Colombia por Uribe”.

Incide en que “este montaje judicial por un supuesto intento de secuestro que nunca ocurrió se ejecuta después de que los poderes políticos, económicos y mediáticos contrarios a Correa hayan investigado todas sus cuentas y licitaciones sin encontrar nada ilegal”.

Para Francisco Pérez Esteban, “asistimos por enésima vez en un Estado hispanoamericano a una repugnante judicialización de la política que busca criminalizar a los líderes de izquierdas para inhabilitarles políticamente, en un intento de presentarles ante su ciudadanía como corruptos y delincuentes. Ya lo hemos visto con Lula da Silva, en Brasil, y Cristina Fernández, en Argentina. Esonocido que aún hoy son alternativa de futuro para las mayorías populares en esos países y por ello se les criminaliza”.

Añade que “Lenin Moreno ha pasado de afirmar en la campaña electoral de 2017 que Correa había sido el ‘mejor presidente del Ecuador’ a consentir que el Estado de Derecho en Ecuador haya desaparecido en apenas un año y permitir también el grave deterioro de la vida política”.

Por | 2018-07-08T13:57:12+00:00 julio 5th, 2018|Izquierda Unida|Sin comentarios