Plan de Movilidad Urbana Sostenible

Plan de Movilidad Urbana Sostenible

Ante las quejas reiteradas de los vecinos de las calles Jaume II, Colón, Mestre Ramis por las obras realizadas y el colector centro (hoy paralizado) terminado en el tramo de la calles Médico Enrique Salas, Sargento Navarro y Travessia, por los malos olores que salen de las canalizaciones de recogida de aguas de la lluvia en las intercesiones que desembocan en las calles anteriormente mencionadas, debemos recuperar un poco la historia reciente, desempolvando el Plan de Movilidad Urbana Sostenible podremos comprender las decisiones tomadas por el “tripartito” actual PP, UPYD y Cs, no olvidemos que el tránsfuga Armando Esteve ahora es de Ciudadanos, el fichaje estrella de esta novedosa formación.

Este borrador data de febrero del 2009, fue la primera vez que se inició un estudio en profundidad para radiografiar el casco urbano, intentar darle una solución al caos urbanístico, intentar recuperar vías para el peatón, reducir la contaminación atmosférica y acústica, etc. Fue pionero en contar con todos los agentes implicados: colegios públicos y privados (con sus respectivas asociaciones de profesores y padres de alumnos), asociaciones del comercio, de la industria del mármol, de condimentos, almacenes de tratamiento de la uva de mesa.

Los objetivos a alcanzar fueron:

  • Aumentar la superficie destinada a itinerarios y espacios para viandantes como en la calle Mayor, Plaza Vella o la calle Emilio Castelar, todas ellas a medio camino de ser peatonales eliminando barreras arquitectónicas como son las aceras. También se pretendía potenciar el uso de la bicicleta como modo de transporte cotidiano, aparte de su vertiente lúdica, experiencia fracasada desgraciadamente.

  • Mejorar el transporte público. Aumentar la habitabilidad de las vías y eliminación de barreras arquitectónicas. Reducción de la contaminación acústica y ambiental.
  • Aumentar la seguridad vial. Potenciar la rotación del uso del aparcamiento en zonas céntricas y comerciales. Conseguir una distribución de mercancías eficaz y compatible con la reducción de uso del espacio público.

  • Concienciar a la ciudadanía sobre los valores de movilidad sostenible. Y adecuar la normativa municipal a la realidad de la movilidad.

Novelda es un pueblo muy dinámico pero no ha escapado de la crisis que padecemos en todo el territorio español, creció en población hasta el 2007 a 27135 habitantes, en el 2016 bajo a 26054 habitantes (datos últimos que he podido recabar) y que sigue teniendo una densidad de población de 350 hab/km cuadrado, muy por encima de la media de la provincia de Alicante. Como se desprende de esta pequeña radiografía, Novelda tenía que afrontar entonces y hoy también estos retos en su totalidad, lo lamentable ha sido y es no aprovechar este estudio adaptándolo a las variaciones que inevitablemente han sucedido con el paso del tiempo.

Hoy dormido y lleno de polvo en los cajones del consistorio, pero mira por donde el sentido común aflora a la superficie a pesar de no reconocerlo el nuevo “tripartito”, se está aplicando de una manera paradójica ese PMUS. Yo recuerdo que en una reunión de la comisión de seguridad vial, cuando gobernaba la “Perla” (PP), ante la problemática de falta de repuestos de los semáforos propuse sustituirlos por glorietas (rotondas) en Avd. de la Constitución, Reyes Católicos, etc, me contestaron que según un estudio realizado por ellos era inviable tal solución y crearía caos en la circulación, pues mira si el estudio era científico, ahora hay rotondas en Avd. Reyes Católicos, Avd. de Elche, Avd. Alfonso X, Cura Gonzales, Avd. de la Constitución, Avd. Pérez Galdos, Sargento Navarro, Avd de Petrer y c/ Médico Enrique Salas. Algo parecido sucede con las obras de las calles Jaume II y Colón, que han diseñado de prisa y corriendo sin contar con los vecinos, una salida híbrida que no contenta a nadie ni siquiera a una parte de los comerciantes del centro de Novelda, y no digamos los fallos de construcción, asfaltado de parte de Mestre Ramis sin resolver, las aceras que no reúnen las condiciones del ancho necesario ni de la seguridad en la superficie de las mismas, o el olvido de colocar imbornales (desagües de la aguas pluviales en la calle Jaume II).

Lo positivo es la construcción de orejeras en las intersecciones de las calles Desamparados, Jaume II, Mestre Ramis, Colón, Avd Constitución, y ahora en la Avd. de Elche, por dos motivos el primero para evitar estacionar vehículos en las esquinas y de esta manera dar visibilidad a los conductores en los cruces de calles y el segundo (muy importante) suavizar la inclinación de la rampa para adaptarse a la normativa autonómica con pendiente longitudinal máxima del 6% y trasversal del 2%. Hay que pensar en la ciudad para el uso y disfrute de todos los ciudadanos, pues todas las personas hemos sido bebés y nos han llevado en carrito, hemos sido menores yendo de la mano de nuestro padre o tutor, hemos estado enfermos y nos han tenido que trasladar, hemos tenido algún percance y nos desplazamos con muletas, hemos usado sillas de ruedas o hemos tenido, temporal o de manera permanente, una limitación en cualquiera de nuestros sentidos, que nos ha impedido orientarnos o desplazarnos con soltura e independencia. Por todo ello porque es justo, por todos nosotros, hemos de hacer la ciudad más amable y más accesible.

Todo esto tiene un problema, la reducción de plazas de estacionamiento y esto hay que solucionarlo de varias formas, una la educación mantenida en el tiempo de utilizar otras alternativas al vehículo a motor como puede ser la bici, patinetes eléctricos o simplemente andando y otra crear aparcamientos en superficie utilizando solares, como los que existen entre la c/ Castellón de la Plana, María Cristina, Poeta Ausias March o en las calles Salvador Madariaga y Practicante Francisco Penalva López.

En cuanto al colector “centro” en los desagües de aguas de lluvia, creo que ha sido un error, que el asesoramiento no es el adecuado, porque no resuelve el problema de los rebufos del alcantarillado de aguas fecales, malos olores, porque al tener que hacer obra en los puntos de recogida de aguas de lluvia un cierre hidráulico retiene el agua provocando colmatación en las rejillas y en consecuencia el inevitable desborde de las aguas pluviales (hay que tener en cuenta que Novelda se encuentra enclavada en el centro del Medio Vinalopó con clima seco y con tendencias a lluvias torrenciales). Lo correcto es hacer dos canalizaciones independientes y hay otros problemas añadidos, el primero ese sistema no permite recuperar el agua de lluvias, mediante depósitos al estar mezclada con las fecales; el segundo ¿cómo resolver el problema de enviar aguas fecales mezcladas con las pluviales en el depósito-aliviadero construido debajo de la rotonda en la intersección de la Avd. Pérez Galdos, Avd. de Petrer, Sargento Navarro y calle Médico Enrique Salas hacia el rio Vinalopó; tres el ruido que generan los vehículos al paso por las rejillas y por último el problema de los cierres hidráulicos (sifones), ahora el señor Cantos ha reconocido en el pleno del 5 de junio, que hay que limpiar y cambiar el agua de todos los puntos de recogidas de las aguas pluviales todas las semanas en época de verano ante el peligro de focos de mosquitos.

URBASER que es generosa… ¿realizará el trabajo gratuitamente?

Por | 2018-07-08T13:35:35+00:00 junio 22nd, 2018|Novelda|Sin comentarios